viernes, 20 de febrero de 2015

DUELO AL SOL




Un murmullo recorrió la grada de Anoeta cuando los atletas de 400 metros vallas salieron a la pista. Las voces flotaron leves sobre los espectadores unos instantes, y luego se hizo el silencio. Las miradas fijas en dos atletas, saltando de uno a otro, tratando de interpretar cada uno de sus gestos. El público sabe que ésta no es una carrera más. Van a asistir a un duelo y como en las películas del viejo Oeste sobre el inmaculado tartán hay dos pistoleros: el malagueño Carlos Azulay, del club CAIM, y José Alonso Valero, del club Galgo MAM. El primero corre por la calle 8 y el segundo por la 7, y ninguno cruza la mirada al colocarse en los tacos de salida. Silencio sepulcral cuando el juez levanta la mano con la pistola. El cañón que apunta a un cielo aún soleado de julio. No sopla viento esa tarde en San Sebastián, y el humo del disparo tarda en disiparse. Como propulsados por un muelle los atletas han abandonado los tacos y corren raudos hacia la primera valla. Los dos atacan el obstáculo a la vez, pero Azulay tropieza con la madera. Sin llegar a caerse trastabilla el paso y continúa la carrera.

 Nueve días antes se han enfrentado ambos en la pista de Vallehermoso, en el I Trofeo MAM. Allí, la misma tarde que Alberto Ruiz "Lobito" sobrepasa el listón del salto de pértiga en 5.41, estableciendo un nuevo récord de España, Carlos Azulay le arrebata el récord a Valero en los 400 metros vallas, parando el cronómetro eléctrico en 49.59.

 El Campeonato de España en San Sebastián es pues una revancha para Valero que, de momento, después de esa primera valla, le ha cogido dos metros de ventaja al malagueño, una ventaja que se mantiene valla tras valla. Superada la última, Azulay encuentra fuerzas de donde no las hay, aprieta los dientes y acelera. Acelera sordo al griterío de la grada, con los ojos fijos en la línea blanca de meta, inclinando cada vez más el tronco hacia adelante. Valero se cree ya ganador y alza su mano derecha, apuntando con su dedo índice al mismo cielo que cuarenta y nueve segundos antes encañonó el juez de salida. Entonces, Carlos comprende que ha de tirarse si quiere ganar la carrera. Y allá que se tira.


Final de los 400 m.v. en el Campeonato de España de Atletismo de 1983 en San Sebastián. Primero Carlos Azulay, y segundo José Alonso Valero (dorsal 111). Foto: Atletismo Español.


 En un primer momento la acción resulta inútil y, aunque le adjudican a ambos el mismo tiempo (49.7), los jueces dan como ganador a Alonso Valero. Carlos Azulay se encomienda a la foto finish, pero no existe tal foto. El sistema eléctrico está estropeado y los tiempos son manuales.

 Minutos después, surge un rumor y el locutor Gregorio Parra sacude Anoeta. El que ahora llaman speaker está a su vez retransmitiendo el campeonato para la televisión, y ha visto en pantalla la llegada a cámara lenta. Una, dos y hasta tres veces, desde un ángulo y desde otro. El ganador siempre es Azulay. Los jueces se reúnen, visualizan las imágenes y rectifican. Luego, la fiesta cambia de bando y mientras Carlos Azulay celebra el título, Manuel Pascua Piqueras, el entrenador de Valero, monta en cólera, un Pascua Piqueras que ya empieza a querer ganar a toda costa. A cualquier precio*.


 *Aunque eso es algo que no se descubrirá hasta muchos años más tarde, como se puede ver en el siguiente enlace:
http://deportes.elpais.com/deportes/2010/12/30/actualidad/1293697312_850215.html


Nota: Gracias de nuevo a David Amores por traerme la foto de Azulay a casa.

sábado, 14 de febrero de 2015

DE CORRER POR NUEVA YORK, MADRES Y SAN VALENTINES


Puente de Brooklyn (Fotografía: Pedro Delgado Fernández)


Los que me conocen saben que no me van las redes sociales. No tengo Facebook ni WhatsApp ni Twitter, ni siquiera móvil, y si tengo Google+ es porque Blogger me obligó a ello al crear este blog, lo que explica por qué sólo lo uso para compartir mis post y los de Lucía. Aún así, de tarde en tarde, cuando no tengo un libro, un periódico o una revista a mano, curioseo las cosas que han subido los familiares, amigos, conocidos o desconocidos que tengo en mis círculos. No mucho rato, el tiempo de leer unos posts, ver unas fotografías o unos vídeos y darle al +1 cuando algo me gusta o me sorprende. Todo esto viene a cuento porque el otro día detuve el puntero de mi ratón sobre un vídeo, dudando si pinchar en él. Sobre madres y ciudades: running NYC se leía sobreimpreso en la imagen. Al final, le di al play. Como ustedes van a hacer ahora, porque, créanme, no  les van a pesar estos tres minutos y medio. Al contrario, la voz de Valentí Sanjuan se les va a meter en la cabeza y van a tener que volver a él.


Vídeo de Valentí Sanjuan


 Nueva York para mí es el recuerdo de un viaje con Lucía después de hacernos pareja de hecho. El recuerdo de esos diez días de un mes de enero frío y nevoso de 2009. La habitación del hotel Pennsylvania, con vistas al Empire State Building.



Empire State Building desde la habitación del Hotel Pennsylvania
Fotografías: Pedro Delgado Fernández


 Manhattan y sus rascacielos. Sus barrios. Sus museos. La celebración en Times Square de la primera investidura de Obama como presidente de los Estados Unidos.


Celebración en Times Square de la primera investidura de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos. Enero, 2009. Fotografía: Pedro Delgado Fernández


 Una cena en el restaurante Bubba Gump (Forrest Gump y ese ¡Run Forrest run!) con vistas a los neones publicitarios de la plaza. Pasear por Central Park nevado, conteniendo las ganas de echar a correr.


Central Park nevado, enero 2009. Fotografía: Pedro Delgado Fernández


 Los tejados de los cómics de Spiderman. Los rincones cinematográficos. Patinar en el Rockefeller Center.


Patinadores en la pista del Rockefeller Center. Fotografía: Pedro Delgado Fernández


 El ferry hasta la Estatua de la Libertad y la isla de Ellis.


Estatua de la Libertad (Fotografía: Pedro Delgado Fernández)


 El musical Mamma Mia! en Broadway. 


Mamma Mia! en Broadway. Fotografía: Pedro Delgado Fernández


 Los puestos de perritos calientes y de pretzels.


Lucía Rodríguez en Nueva York
Fotografía: Pedro Delgado


 Nueva York para mí son también los cuadros de Lucía:


Ausencias, óleo sobre tabla, 70x70 cm
Obra de Lucía Rodríguez Vicario


Brooklyn, óleo sobre tabla, 80x70 cm
Obra de Lucía Rodríguez Vicario


Flatiron Building, óleo sobre tabla, 60x80 cm
Obra de Lucía Rodríguez Vicario


 No soy lo que las mujeres llaman un tipo detallista, y encima me cuesta acordarme de las fechas importantes. A veces, incluso confundo algún recuerdo, o me doy cuenta de que no logré retenerlo en esa maraña de neuronas que coronan mi cabeza. Recuerdos que para la otra persona son importantes. Después de ver este vídeo, me he dado cuenta de que algunos sí que se mantienen intactos, como estos que les acabo de contar de New York City.


Lucía Rodríguez y Pedro Delgado en la Estatua de la Libertad. Nueva York, enero 2009


 Tampoco soy de San Valentines, pero, como se dice en el vídeo, "uno tiene que hacer lo que tiene que hacer". Así que GRACIAS, Lucía, por seguir aguantándome después de tantos años. A mí y a mis torpes neuronas.
 Y gracias, Julián, por comentar ese vídeo y hacer que me fijase en él. Y a ti, Valentí Sanjuan, por lanzar estas botellas al mar. Desencadenaste todos estos recuerdos e hiciste que me alegrase de haber pasado unas cuantas tardes pintando techos y paredes en la casa de mi madre. Es una suerte que siga con nosotros después de lidiar dos veces con esa puñetera enfermedad que es el cáncer. 

 Mamá, Lucía, OS QUIERO.

lunes, 9 de febrero de 2015

EL DÍA QUE YO TAMBIÉN ME TIRÉ A LA PISCINA


Sofía Loren en la portada del magazine Jot Down


Siento debilidad por muchas mujeres, y una de ellas es Sofía Loren. Esta confesión viene a cuento de que hace unas cuantas semanas me tope con ella en la portada de la revista Jot Down, en las estanterías de la Fnac. Posaba joven y bella en un ejemplar dedicado a Italia, una fotografia que me recordaba a las que hizo Pérez Siquier en La Chanca de Almería. Buscando en internet saber más de aquella revista, me di de bruces con esta otra imagen.


El estadounidense David Wottle, el soviético Yevgeniy Arzhanov y el keniata Mike Boit, primero, segundo y tercero en la final de los 800 metros de los Juegos Olímpicos de Munich 1972.


 La instantánea acompañaba al artículo:  El campeón que apareció desde el fondo, muy bien escrito por Lartaun de Azumendi, quien me llevó paso a paso hasta el desenlace de la final de los 800 metros de los Juegos Olímpicos de Munich '72, cuando el estadounidense David Wottle se presentó en la línea de salida con su gorra y su rodilla renqueante.


Vídeo de la final de los 800 metros de de los Juegos Olímpicos de Múnich 1972


 Aquella fotografía provocó un click en mi cerebro. El mismo click que sentí hace unos cuántos meses cuando vi esta otra imagen.


Carlos Azulay y Alonso Valero en la reñida final de los 400 m.v. del Campeonato de España de Atletismo. Ambos hicieron 49.7, pero el título y la medalla de oro fue para el atleta del CAIM (Azulay). San Sebastián, 1983. (Fotografía: Atletismo Español)


 Una instantánea que merece una entrada aparte, así como la explicación de por qué estas dos fotografías que aquí les muestro me llevan a otra que no tengo, una foto que puede ser que ni siquiera exista, o que ande perdida por ahí entre las hojas plastificadas del álbum de algún atleta o aficionado. Una fotografía que, si se tomó, lleva la fecha del 2 de marzo de 1986. Ese día yo estaba corriendo en Valencia el Campeonato de España de Promesas de pista cubierta. Disputaba la final de los 3.000 metros y, como ya se imaginarán, también tuve que tirarme a la piscina para hacerme con la medalla de oro.


CONTINUARÁ... en el post DUELO AL SOL. Mientras tanto, les dejo con el artículo de Lartaun de Azumendi. Que ustedes lo disfruten.

http://www.jotdown.es/2012/10/el-campeon-que-aparecio-desde-el-fondo/


 Y recordad que este blog participa en los Premios 20Blogs de 20minutos. Podéis votar por él, en la categoría de Deportes, pinchando en el siguiente enlace:
http://www.20minutos.es/usuarios/registro/




 ¡¡Gracias por vuestro apoyo!!
 Y gracias David por conseguirme la foto de Azulay.

sábado, 7 de febrero de 2015

CALLE 1 EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2014




Gracias a la insistencia de mi hermano Marcial, este blog participa en la IX edición de los Premios 20Blogs del periódico 20minutos. Lo hace en la categoría de Deportes, donde hay inscritos 266 blogs, optando a tres premios: Premio al mejor blog de su categoría, Premio al mejor blog 2014 y Premio al mejor blog por votación popular. Los premios están dotados con una estatuilla y un diploma acreditativo. Para el mejor blog del 2014 hay además un premio en metálico de 5.000 euros y la posibilidad de integrar el plantel de blogueros de 20minutos, entre los que ya está Chema Martínez con su blog No pienses corre: http://blogs.20minutos.es/chema-martinez-no-pienses-corre/

 Las inscripciones se cerraron el día 4, y el día 6 comenzaron las votaciones. Hay muchos días para votar, hasta el día 2 de marzo. Este año hay 7.221 candidaturas, récord absoluto en la historia de estos premios. Si os gusta mi blog y queréis apoyarlo, podéis registraros en la página de 20minutos y votar por él.

http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

 Una vez registrados, sólo tenéis que buscar Calle 1 en la categoría de Deportes, donde está el segundo de la letra C. Tenéis que  pinchar en la barra azul que pone "ir a la ficha para votar este blog". No confundáis los votos con las estrellitas de valoración o puntuación que aparecen. Luego debéis pinchar en el rectángulo azul, donde pone "vota a este blog". Al hacerlo, el rectángulo se pone verde y se lee "voto recibido". Si habéis llegado hasta ahí, ¡¡mil gracias por ello!!

 De paso, os recomiendo que curioseéis entre todos esos cuadernos de bitácora. Seguro que descubríis alguno que os interese.


domingo, 1 de febrero de 2015

PIENSA DIFERENTE

Como ya saben, soy profesor de Educación Física en un instituto de Málaga, un centro al que la Consejería de Educación de la Junta envió, a finales del curso pasado, unas vallas y unos saltómetros con su listón y sus correspondientes colchonetas grandes para poder practicar el salto de altura. Es por ello, que este trimestre los alumnos han podido trabajar el tema de Atletismo en condiciones. Primero han aprendido a pasar vallas reales, y ahora están inmersos en el aprendizaje del salto de altura.


Salto de altura del estadounidense Dick Fosbury en México 1968


 Hasta el momento, había mantenido el blog al margen de mis alumnos, pero estos días me he dado cuenta de que puedo usar algunos post como herramienta de clase, más cuando les hablo de un atleta como Dick Fosbury, quien resume en un solo acto un montón de valiosos consejos, muchos de ellos relacionados con la creatividad, que podrían simplificarse en el que nos enseñó aquella mañana de 1968 en México: PIENSA DIFERENTE.




La locura de Dick Fosbury
¡Si estás buscando resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo!



 En aquellos Juegos Olímpicos, el estadounidense Richard Douglas Fosbury, pasaría a la historia, no ya solo del atletismo sino del deporte mundial, al superar el listón del salto de altura de una manera totalmente novedosa. No sé si tendría mucho que ver en ese acto el hecho de que aquel espigado atleta de 21 años fuese estudiante de ingeniería aeronáutica, pero cuando todo el mundo pasaba de cara el listón, con la técnica del rodillo ventral, el vino a pasarlo de espaldas. Y no conforme solo con esa innovación, ganó el oro y batió el récord olímpico de la prueba, con 2 metros y 24 centímetros, ante un público totalmente asombrado y entusiasta.




Final de salto de altura en México'68


 Desde entonces, su técnica fue poco a poco imitada por todos, dando nombre al estilo fosbury flop que utilizan actualmente los saltadores.




Alguien tiene que atreverse a cambiar las reglas
(anuncio Wuaki TV con Dick Fosbury)



 Quiero terminar esta entrada con uno de los Recuerda que... del libro de texto de los alumnos, con el que dice que "el atletismo no es sólo un deporte que consiste en medirse con los demás, sino que nos enseña a mejorar, para superarnos a nosotros mismos".