jueves, 21 de agosto de 2014

MARATÓN DE REYKJAVIK

La Nave del Sol, paseo marítimo de Reikiavik, agosto 2014. Fotografía: Pedro Delgado Fernández

Realmente la vida es un ir y venir y mientras yo vuelvo a casa desde Islandia, después de haber recorrido el país con mi hijo mayor durante 31 días, otros seguramente estarán volando para allá, pues el próximo sábado 23 de agosto se celebra la 31ª edición de la Reykjavik City Marathon. Para ellos o para los que se planteen asistir otro año, os anoto los siguientes consejos:

1º No preocuparos por el traslado desde el aeropuerto internacional de Keflavík a Reykjavik. Aunque está a 50 kilómetros, son varias las compañías de autobús que operan desde allí, después de cada vuelo entrante, para llevarte hasta la puerta del hotel. La más conocida es Flybus, que cuesta 2.500 ISK (coronas islandesas), poco más de 16 euros.

2º No cambiéis euros por coronas islandesas en España. Aunque no os cobren comisión, el cambio os resultará más favorable en Islandia. Es más, os recomiendo no llevar dinero en efectivo pues allí se puede pagar todo (hasta la compra más pequeña) con la tarjeta de crédito. Eso sí, llevad Visa y American Express pues la segunda, aunque tiene el cambio más beneficioso, no la aceptan en todos los establecimientos.

3º Islandia no es un país barato, pero tampoco tan caro como puede parecernos al principio. Podéis tomar la referencia de las antiguas pesetas o pensar que 1.000 coronas son 6'72 o 6'46 euros (en estos momentos en los que un euro equivale a 148 o 152 coronas). Además, si compráis regalos por valor de más de 4.000 o 5.000 coronas en la misma tienda (ver que tenga el distintivo Tax Free Shopping), os harán una factura especial con la que podéis recuperar en el aeropuerto el 15% del valor de lo adquirido. Es un trámite rápido y si habéis pagado con tarjeta y lleváis rellenado el apartado de vuestros datos en la factura sólo necesitaréis depositarla en el buzón que tienen habilitado en el mostrador de Blue Tax Free. En unos días os ingresarán el dinero en vuestra tarjeta.

4º En la tienda del Duty Free del aeropuerto también podéis comprar productos islandeses y souvenirs si no os dio tiempo a hacerlo en la ciudad.

5º Aunque la maratón sea en el mes de agosto, puede lloveros. De hecho, en el tiempo que pasé en el país fueron muchos los días de lluvia.

6º Llevaros ropa de abrigo. Normalmente la temperatura osciló entre los 7 y los 14 grados, pero dicen que a partir de mediados de agosto empieza a hacer más frío.

7º No miréis las marcas de otras ediciones. Sin saber si hizo viento o no, no sirven de referencia. Si el viento sopla ese día como los últimos que pasamos allí, ya podéis echaros piedras en los bolsillos o rezar para que os sople a favor (que no os pase como a todos aquellos esforzados cicloturistas que conocí, a los que el viento siempre les pegaba en contra).

8º Aunque salir a almorzar o a cenar es caro, no hay diferencias significativas de precio entre un restaurante normalito y otro de gama alta, así que daros el gusto. Por ética, evitad los establecimientos donde vendan carne de ballena o de puffins (frailecillos). Si queréis comer algo exótico, contentaros con el Svid, una cabeza de cordero chamuscada que se sirve cocida (ojos incluido). Los postres son deliciosos. Os recomiendo probar el Skyr, una especie de queso blanco o yogurt al que podéis añadir azúcar o mermelada. Eso sí, evitad el industrializado que venden en los supermercados. No tiene nada que ver con el skyr casero.

9º Llevaros el bañador. Darse un chapuzón al aire libre en la piscina más grande de Islandia, la Laugardalslaug, con un tobogán de 86 metros (con luces) y pozas de agua caliente (desde los 38 a los 44 grados), mientras la temperatura ambiente ronda los 8 o 12 grados es uno de los placeres que os reserva Islandia. Cuesta sólo 600 coronas.
 El mismo día que os vais para el aeropuerto podéis hacer un alto en la laguna azul (sacad un billete de Flybus con parada y entrada en la laguna y continuación luego hasta el aeropuerto). Podéis contratarlo en la oficina de turismo o en vuestro propio hotel. Hay varias compañías pero la que mejores horarios tiene es Reykjavik Excursions. Cuatro o cinco horas en la laguna es suficiente, pero perfectamente podéis comer algo en el restaurante o la cafetería y pasar allí todo el día. El billete de los dos autobúses con la entrada estandar al Blue Lagoon (son aguas geotermales) cuesta 9.800 ISK coronas.

Selfie en el Blue Lagoon, agosto 2014. Fotografía: Pedro Delgado Fernández

10º El centro de Reykjavik es muy compacto, con lo que se puede recorrer sin problemas andando. Lo primero que aconsejo es que os acerquéis a la Hallgrímskirkja, una iglesia de hormigón con una torre de 75 metros de altura a la que podéis subir en ascensor y desde la que tendréis las mejores vistas de la ciudad.

La Hallgrímskirkja, Reikiavik, julio 2014. Fotografía: Pedro Delgado Fernández

 Luego podéis acercaros al puerto viejo, y visitar el Harpa, el modernísimo auditorio y centro cultural de la capital.

Paseo marítimo de Reikiavik con el Harpa al fondo, agosto 2014. Fotografía: Pedro Delgado Fernández

 En la zona del lago Tjörnin está el ayuntamiento (en su interior hay un gigantesco mapa del país en relieve), el parlamento y la catedral. Si tenéis interés por conocer la historia del país, debéis visitar el Saga Museum (donde de paso podéis retrataros vestidos de vikingos) y el Museo Nacional. Para los amantes de los museos raros, os propongo visitar la Faloteca Nacional donde se exhibe una curiosa colección de penes humanos y animales.

Cartel publicitario de la Faloteca Nacional, Reikiavik, julio 2014
Fotografía: Pedro Delgado Fernández

 Y una foto que no podéis dejar de haceros es junto a La Nave del Sol, la escultura de Jón Gunnar Árnason en forma de barco vikingo que hay en el paseo marítimo, cerca del auditorio, emblema junto a la Hallgrímskirkja de la capital.

La Nave del Sol, paseo marítimo de Reikiavik, agosto 2014. Fotografía: Pedro Delgado Fernández

11º Disfrutad de la carrera, pero dejaros unos días más para visitar algunas de las maravillas que encierra el país. La más popular es la excursión del Círculo Dorado, la cual se puede realizar en un día. En ella se visitan Pingvellir (donde se separan las placas continentales), Geysir (donde se encuentra el géiser que dio nombre a todos los géisers del mundo) y la catarata de Gullfoss (una de las más bonitas del país).


video
(Géiser Strokkur, Geysir (Islandia), agosto 2014. Vídeo grabado por Pedro Delgado Fernández)


 Otros lugares que os recomiendo visitar si disponéis de más tiempo son:
-La laguna de Jökulsárlón, donde podéis ver focas y un montón de icebergs flotando en su camino hacia el mar.


video
(Pedro Delgado Fernández en la laguna de Jökulsárlón, Islandia, agosto 2014)


video
(Laguna de Jökulsárlón, Islandia, agosto 2014. Vídeo grabado por Pedro Delgado Fernández)

-La isla de Heimaey, con sus dos icónicos volcanes. En la erupción de 1973 el flujo de lava sepultó un tercio del pueblo a la vez que creó una costa nueva.

-El lago Mývatn. No dejar de visitar en sus alrededores el cráter del Víti, el campo de lava humeante del Leirhnjúkur y las fumarolas de Hverir.


Cráter del Víti, Islandia, agosto 2014. Fotografía: Pedro Delgado Fernández

12º Para los que os gusta rehidrataros del esfuerzo con cerveza, os aviso de que el alcohol es caro (una cerveza ronda los 6 euros y en los supermercados la única que venden es la light). En cambio, la hospitalidad de los islandeses es gratuita, así que disfrutad de la naturaleza salvaje del país, pero también de las personas que la custodian. Un abrazo desde aquí a todas ellas, especialmente a Alfred Gunnarsson Baarregaard que vino a prestarnos ropa de abrigo cuando Air Berlin dejó nuestro equipaje en Múnich; a Rögnvaldur Gudmundsson (Reggie), de la Oficina de turismo de la calle Laugavegur 4 (la del póster grande con el mapa de Islandia y el letrero de What's On), al que pusimos a prueba en varias ocasiones; a todos los que nos recogieron en la carretera cuando hacíamos autostop y al personal de todos los camping por los que pasamos. Seguid siendo así, amigables y honestos. Que nunca perdáis vuestra inocencia, esa confianza en el próximo que aquí perdimos hace tiempo.

Para más información sobre la maratón, ver www.marathon.is


P.D.: El día de nuestra vuelta se sucedieron más de 300 terremotos en la zona del Vatnajökull, donde se cortaron algunas carreteras, y anoche vi en el telediario que hay una alerta naranja en el espacio aéreo por la posible erupción de un volcán, algo que llevan tiempo esperando. De todas formas, la erupción sería lejos de Reykjavik, así que no hay motivo para no asistir al evento, sino un aliciente más.


NOTA: Después de mi nefasta experiencia con Air Berlin y Germanwings (nos dejaron sin equipaje durante dos días indemnizándonos con la ridícula cantidad de 26 euros (13 euros por persona)) les recomiendo viajar con cualquier otra compañía.