jueves, 19 de junio de 2014

UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

El triatleta Raúl Zambrana (Fotografía: Julio Rabadán)

El pasado lunes vino al instituto en el que trabajo Raúl Zambrana, un triatleta paralímpico que entrena con la mente puesta en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.
 La de Raúl es una historia de superación plena de valores, un ejemplo para esos jóvenes alumnos que llenaban el salón de actos del I.E.S Isaac Albéniz; también para los profesores que los acompañábamos, así como para todos los lectores de este blog.


Raúl Zambrana con alumnos y profesores del I.E.S Isaac Albéniz (Fotografía: Julio Rabadán)


 A Raúl la vida le dio un vuelco una mañana de 2007 al sufrir un accidente de moto. Topó con el quitamiedos en la caída, y uno de esos guardaraíles asesinos vino a amputarle una pierna. Entró en Urgencias de Carlos Haya sin conocimiento y con el corazón parado, y allí, agotados los desfibriladores, un ángel de bata blanca vino a salvarlo pinchándole una inyección de adrenalina en el corazón.
 Raúl despertó del coma a los cuatro días, y, lejos de hundirse en la fatalidad, decidió salir adelante dando toda una lección de esfuerzo, superación y sacrificio. De trabajar en un asador de pollos de la barriada del Carmen, pasó a convertirse en deportista profesional, entrenando duro y escalando puestos en las competiciones hasta auparse al podium en numerosos campeonatos nacionales e internacionales (en 2012 fue 3º en el Campeonato del Mundo de Acuatlón).




Raúl Zambrana


Raúl Zambrana


 Nadar en el mar, pedalear en bicicleta y correr por el asfalto, en eso consiste el triatlón, uno de los deportes más exigentes del mundo (de hecho, a los amigos que cambiaron el atletismo por el triatlón siempre les digo lo mismo: "Te sales de Guatemala y te metes en Guatepeor", por la de horas que tienen que echarle de entrenamiento). Raúl, que es del pueblo malagueño de Alameda, usa una prótesis en su pierna izquierda para la carrera y otra diferente para la bicicleta, y  en la natación compensa con su pundonor la movilidad reducida de uno de sus brazos.


Pedro Delgado, profesor de Ed. Física del I.E.S Isaac Albéniz, con el triatleta Raúl Zambrana
(Fotografía: Julio Rabadán)


 Dos alumnos del instituto, Nerea Alcoholado y José Antonio Rueda, pensaron en Raúl para el trabajo que les encargó su profesora de Lengua: hacerle una entrevista a alguien que pudiese aportarnos valores. He aquí el resultado:






 Si queréis profundizar en su figura o ver vídeos y fotografías de sus carreras, podéis visitar su página de internet: www.raulzambrana.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario