domingo, 2 de abril de 2017

ESPERANDO A GODOT EN LA 27 MEDIA MARATÓN CIUDAD DE MÁLAGA

No hace mucho el escritor Garriga Vela nos hablaba del dramaturgo Samuel Beckett desde las páginas del diario Sur, y nos recordaba la anécdota que unía una de las obras del irlandés con el Tour de Francia.
 En su tragicomedia más conocida, Esperando a Godot, aparecen dos hombres harapientos, Vladimir y Estragón, que aguardan en vano, junto a un árbol en el camino, la llegada de un tal Godot, personaje del que el público nunca llega a saber nada.
 Muchos espectadores o lectores creyeron que Godot representaba simbólicamente a Dios, y Vladimir y Estragón a las masas que esperan a un ser que jamás aparecerá. Sin embargo, Beckett siempre negó esta interpretación.
 Al igual que Garriga, "prefiero la  versión que cuenta que Samuel Beckett estaba un día al borde de la carretera para ver pasar a los ciclistas del Tour de Francia. Pasaron los corredores escapados y luego el pelotón, pero el grupo de espectadores que estaba a su lado permanecieron inmóviles. Beckett preguntó por qué permanecían quietos y uno de ellos contestó que esperaban a Godot. Godot era el ciclista más lento y también el más viejo, un hombre cansado que pasó al cabo de un buen rato y todos le aplaudieron".
 La mañana de la 27 Media Maratón Caixabank Ciudad de Málaga me acordé de esta anécdota, y me pregunté quién sería Godot en esta edición, quién seguiría dando zancadas en pos de la meta cuando hasta el penúltimo ya la hubiese atravesado. Aquí les dejo la respuesta.


27 Media Maratón Caixabank Ciudad de Málaga
26 de marzo de 2017
Vídeo grabado por Pedro Delgado Fernández


El Godot de esta edición fue Michael Boukhari Domínguez, quien, en un galante gesto, cedió el paso a su mujer en la línea de meta. Tras ello, celebraron la llegada con un romántico beso. Al rato, más repuestos del esfuerzo y con sus medallas conmemorativas al cuello, me cuentan que son de Fuengirola, que están casados y que él le regaló a ella la inscripción en la prueba por su cumpleaños. Es la primera vez que corren una media maratón, aunque suelen participar en carreras de 5 o 10 kilómetros. "Normalmente corremos en familia, llevando a nuestros hijos de 7 y 3 años en un carrito. Para ellos es una fiesta". Les pregunto si han entrenado mucho y me responden que "lo justo para terminar". "Terminar, que no es poco",  apostilla ella.

Noelia Sánchez Gómez y Michael Boukhari Domínguez
Penúltimo y último clasificado en la 27 Media Maratón Caixabank Ciudad de Málaga
26 de marzo de 2017 (Fotografía: Pedro Delgado)

 Michael Boukhari, del Club Triatlón Fuengirola y socorrista de profesión, fue el 5.534 de la general con una marca de 2h49'55". Y Noelia Sánchez, administrativa, la 5.534 con 2h49'54". Tras ellos cerraron la prueba las bicicletas de la organización*, igual que yo cierro esta entrada con las palabras del director y dramaturgo Alfredo Sanzol, que adaptó el clásico del Nobel irlandés en el Centro Dramático Nacional en 2013: "[...] (la obra) se acerca a cualquier momento de la vida. Pero ahora más que nunca, porque nos han puesto al borde de un abismo en el que todos los días parece que nos vamos a arruinar o, por el contrario, parece que nos vamos a salvar para siempre. Y precisamente de lo que Esperando a Godot se ríe es de que los personajes estén al servicio de la espera y no al servicio de vivir. Beckett nos recuerda que la vida es lo que está pasando y no lo que estamos esperando".

 Pues ya lo saben, sigan corriendo y culturizándose.

*Aunque me consta que después del cierre siguieron llegando atletas por su cuenta y riesgo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario